El otro día me encontré con esta manera tan original de hacer un sándwich de lo más completo. Como no podía ser de otra manera, lo puse en práctica ensegjuida, y el resultado es éste, un delicioso sándwich que esconde una sorpresa.

Una vuelta al pasado para recordar a mi abuela y estos riquísimos sandwiches que me hacía. Son deliciosos.

No tiene ninguna ciencia, pero no podía falta en nuestra cocina el clásico de toda la vida, ese que formó y formará siempre parte de un buen número de meriendas en la cafetería de la esquina, el sándwich de jamón y queso.

Nos gustaría colocar cookies en su ordenador para ayudarnos a hacer este sitio web mejor. Para obtener más información sobre las cookies, consulte nuestra política de cookies. To find out more about the cookies we use and how to delete them, see our privacy policy.

  I accept cookies from this site.
EU Cookie Directive Module Information